I am the Perfume

Per fumum, término en latín que significa “por medio del humo”, y del que deriva la palabra perfume. Desde su origen, el perfume ha estado estrechamente ligado al uso de aromas y vapores resultantes de la quema de esencias en templos y hogares, para honrar a las deidades y facilitar la comunión con ellas. Durante siglos, el perfume y como nos relacionamos con él ha ido evolucionando hasta nuestros días sin perder su fin último, embellecer lo inmaterial.

I AM THE PERFUME es el nuevo perfume de SO SILVIA OLIETE, la marca homónima de la fundadora y directora de los centros de belleza Blauceldona, que quiso embellecer sus espacios y la experiencia de cada clienta que los visita, con una composición única, elegante y serena. Un sello olfativo único que perfuma los centros Blauceldona desde hace 10 años y que ha recibido no solo halagos, sino peticiones de llevarlo consigo a sus hogares y a su piel en el día a día y disfrutar así de la idea de relax y belleza que experimentan cuando se entregan a sus tratamientos todos estos años.

Así, I AM THE PERFUME es una respuesta orgánica a una demanda ancestral, la de querer acompañar nuestros sentimientos con un aroma que nos imbuya de aquello que consideramos bello; la elegancia de la naturaleza y la confianza en los que nos cuidan.

Para ello, Silvia acudió a Ramón Monegal, uno de los perfumistas más relevantes del mundo, cuarta generación de la familia Monegal, fundadores de Myrurgia que desde hace más de cien años imaginan y crean perfumes. Un nariz privilegiado capaz de traducir esta idea de belleza inmaterial en I AM THE PERFUME, un perfume se lanza ahora a la venta y que, como quería Silvia y las clientas de Blauceldona, no solo pudiese utilizarse en la piel de manera convencional, sino también en el hogar y vestirlo con el aura de belleza que emana de sus centros.

“Siempre quise que Blauceldona tuviese un olor único, que las personas que nos visitan buscando belleza relacionasen con los momentos que viven aquí. Un aroma que tradujese en acordes aromáticos la calma, la elegancia y el concepto de belleza más auténtico que todos buscamos de manera inconsciente. Para ello, tuve claro que debía ser Ramón Monegal quien lo crease, ya que para mí, es un artista, el mejor de su generación, del que uso varios de sus perfumes desde hace muchos años. Además, Ramón entendió rápidamente lo que quería, lo supo traducir creando un perfume unisex y dual, que pudiese ser usado tanto en la piel como en los ambientes, ya que todo el mundo quería llevarlo a diario y perfumar también su casa con este aroma que, para ellos era más que un perfume, un sentimiento que querían llevar también a su hogar”, relata Silvia Oliete.

I AM THE PERFUME es un perfume con una composición con un alma libre y radiante con notas frutales chispeantes, que miran a la belleza clásica de las reinas de las flores y descansa sobre acordes cálidos.

Pirámide olfativa I am the perfume

Salida
Pomelo, naranja, bergamota, piña y hierba.

Corazón
Jazmín, neroli, rosa, lila e iris.

Fondo
Musk, pachuli, sándalo, haba tonka y ámbar.

I AM THE PERFUME puede utilizarse sobre la piel de manera convencional, y para vestir los ambientes con un par de pulverizaciones al aire en las estancias. Unisex.

Deja una respuesta

  • No hay productos en el carrito.