Beauty Tips: Gimnasia facial

Al igual que hacemos deporte para mantener en forma el tono muscular, nuestro rostro también necesita tonificar los 57 músculos que intervienen en él. Es por eso, que uno de los beauty tips más recomendados es la gimnasia facial, todo un must de belleza que tienes que aplicar en tus rutinas.

En cuanto a los beneficios físicos, la máxima finalidad es recuperar las facciones originales, exentas de tensión. Además, activa la circulación y el riesgo sanguíneo, dando a la piel un aspecto más sano. Al trabajar el músculo, se tonifica la musculatura y se aumenta el volumen, aportando una sensación de plenitud y armonía a las facciones. Además de estos beneficios físicos, la gimnasia facial aporta serenidad, implica concentración y constituye una gran fuente de relajación.

Para que empieces a practicarla desde hoy mismo, aquí tienes un manual para garantizar los resultados desde la primera sesión. Toma nota de los pasos previos así como de los ejercicios que te proponemos.

El primer paso previo e imprescindible es limpiar tu piel y aplicar el sérum de tratamiento habitual. El segundo, buscar un lugar como, en el que puedas estar tumbada boca arriba. Así relajarás la zona cervical y podrás centrarte en tu rostro. Y el tercero, el calentamiento: Masajéate todo el borde de ambas orejas, lóbulos incluidos, usando los dedos índice y pulgar.

 

Y ahora si, tu rostro estará listo para empezar con los siguientes ejercicios:

Frente:
 Para limitar los daños producidos al fruncir el ceño, pon las yemas de los dedos sobre las cejas, cubriéndolas completamente.
Presiona hacia dentro y abajo sin estirar la piel. Intenta subir y bajas las cejas mientras las sujetas con esta presión:sube y relaja 10 veces sin dejar de presionar con los dedos en ningún momento.

Ojos:
 Para evitar bolsas y ojeras, intenta cerrar los ojos con el párpado inferior sin mover el superior y sin fruncir el ceño. Sube y baja el párpado de abajo 15 veces, lentamente. En la última, cuenta hasta 15 con el párpado subido y relájalo después.

Labios: 
Para eliminar las arrugas y conseguir más volumen labial.
Con las manos en puño pon los pulgares en la boca, con las manos mirando hacia la encía. Los dedos han de estar entre el labio superior y la encía.
 Presiona con los labios hacia los dedos y viceversa. Haz 15 presiones y relajaciones y mantén 15 segundos en la última antes de relajar.

Papada:
 Para evitar el descolgamiento de la piel en la zona.
 Con los hombros relajados hacia abajo, levanta ligeramente la barbilla y coloca los dedos en los músculos de la mandíbula (los maseteros).
 Desplaza el maxilar el inferior todo lo que puedas hacia delante. Cuenta 7 segundos y relaja. Repite 4 veces más.

 

Incorpora esta tabla de ejercicios en tu rutina de belleza y verás los resultados desde la primera semana. Si tienes cualquier duda, nuestras Beauty Advisors estarán encantadas de explicarte en primera persona la tabla de ejercicios para asegurar la correcta aplicación de la misma.

Deja un comentario

  • No hay productos en el carrito.