CoolHunterDiary en Blauceldona

Para dos

 

Te pongo en contexto: cae la noche de un viernes y yo sigo tecleando sin parar, fiel a mi profesión de blogger. Mi madre, al volante, acusa los estragos de una semana de mucho estrés. Las dos vamos aceleradas. ¡Llegamos justas de tiempo a nuestra cita con Blauceldona!

Ya en el centro de belleza, mi perspectiva del tiempo y el cansancio se distorsiona por completo cuando, tumbada en una de las camillas de la cabina dúo, noto las manos de Silvia masajear mis pies, mientras les regala una suave exfoliación que continuará por todo el cuerpo, y mimará mi rostro dejándolo limpio y suave. No le cuesta mucho conseguir que mis ojos se dejen vencer por una dulce ensoñación, mientras ven a mi madre hacer lo mismo en la camilla contigua.

Poco o mucho después (mi noción del tiempo sigue distorsionada), me despejo gracias a una ducha templada con aromas de lavanda, romero y clavo; para después continuar este viaje multisensorial con un masaje a base de técnicas orientales, aceites templados de la Polinesia y leche de proteínas de Japón.

Muy a nuestro pesar, llega el momento de aterrizar. Silvia, mi beauty advisor, y Carmen, la experta quiromasajista del centro, nos sorprenden con una botella de cava. No dudamos en brindar con ellas por una tarde de chicas ¡inolvidable!

Desde mi bitácora virtual, te recomiendo encarecidamente el tratamiento “Blauceldona Experience para dos”, el resultado de 20 años de trabajo y pasión con el que mi centro de belleza celebra sus dos décadas de vida. Yo, les doy un sobresaliente. ¡Feliz cumpleaños equipo!

 

 

Top: Leitmotiv para Castañer
Pantalón: Zara
Plataformas: Stella McCartney
Fotografía: Lluis Bou

Deja un comentario

  • No hay productos en el carrito.